Buscador

We love women

YUKA TANAKA

Yuka Tanaka, afincada en Berlín, trabaja como life model para artistas o estudiantes de artes figurativas. Ha trabajado para fotógrafos como Paul Jung, Larissa Hofmann o Lena C. Emery, y para publicaciones como Pop Magazine, Numéro o Document.

Fue durante su último año de licenciatura en Tama Art University, donde estudiaba artes escénicas, danza y teatro, cuando empezó a trabajar como life model o modelo de desnudo.
"Con el fin de profundizar en la relación con mi propio cuerpo, y como si fuera un entrenamiento físico más, empecé a ejercer de modelo de desnudo y, así, ganar confianza en mí misma y también experiencia con el movimiento."
Inicialmente, Yuka se inspiraba en posturas típicas que encontraba en la pintura o escultura clásica, sin embargo, con el tiempo, empezó a explorar otras dinámicas para poder realizar posturas inigualables, que sólo ella pudiera hacer, y la diferenciaran del resto de modelos de desnudo.
"Inicié mi carrera en Tokio, donde se esperan posturas y movimientos más clásicos, así como un tipo de cuerpo concreto. El mío no es curvilíneo ni extremadamente delgado, no es el típico cuerpo que se busca en modelos de desnudo, así que investigué otras técnicas, tomé referentes más conceptuales, que únicamente yo pudiera hacer teniendo en cuenta mi complexión física. Ahora, varios años después, simplemente me dejo llevar por lo que siente mi cuerpo en ese momento concreto."
Además de trabajar como modelo, Yuka crea imágenes y las comparte a través de varias plataformas online. Se trata de un ejercicio de exploración mediante el uso de autorretratos hechos en dibujo, escultura y/o fotografía, en los que aborda el problema de las generaciones más jóvenes con el autoestima y el sentirse cómodos con su propia identidad en la era de las redes sociales.
Yuka lleva mono Canto.
"Me gusta pensar que mi trabajo ayuda a personas con falta de confianza en sí mismas y que, a través de mi propia exploración personal, les ayudo a emprender su propio viaje."
Su propio sufrimiento, basado en su falta de autoestima, es la gran fuerza impulsora de esta actividad, la cual, para ella, supone también un ejercicio de superación personal. Así mismo, con este ejercicio, pretende observar las influencias comunes entre lo social y lo individual.
"Ahora mismo prefiero seguir compartiendo mi trabajo a través de redes sociales. De ese modo, creo, cobra más sentido y llega a más gente."
Arriba Yuka lleva vestido Flag.
Abajo Yuka lleva vestido Pirandello.

BIANCA LEE VASQUEZ

Bianca Lee Vasquez se define a sí misma como “earth-body artist”. Estadounidense de nacimiento pero con raíces cubano ecuatorianas, reside y trabaja actualmente en París. Sus obras parten de la idea de comprometer y hacer del cuerpo humano un objeto de experimentación. En sus intervenciones corporales efímeras, donde el cuerpo y la naturaleza son siempre los protagonistas, invita a la contemplación, a la búsqueda de lo esencial, lo espiritual y lo sagrado, y reinvierte el papel de la naturaleza como madre protectora y generadora de vida.

Su trabajo, percibido como escultórico y muy cercano al ritual, implica performances destinadas a la comunión entre el ser humano, la naturaleza y el arte, así como el redescubrimiento de sus propios orígenes y su patrimonio cultural, un tributo a las tradiciones mitológicas y espirituales prehispánicas, y una reconstrucción de la antigua relación de armonía de sus ancestros incas con el cosmos, ya que, su misión final, es la búsqueda del equilibrio entre el individuo y el medio ambiente en su expresión más pura.

“Me convertí en artista para ser libre y explorar mis experiencias, mis sentimientos, mis pensamientos. No tenía ganas de explorar esto en un estudio y hacer obras bidimensionales. Para mí, el lugar natural para llevar a cabo mi arte era en la naturaleza. Quiero entrar en vastos paisajes y crear una conexión cercana con la esencia misma de la tierra porque creo que estoy relacionada con ella. Para mí es muy importante promover un sentido de conexión con la naturaleza.”

Actualmente está trabajando en una exposición individual para la Bubenberg Galerie (París) y otra en dúo con la artista Lena Marie Emrich para la Julio Galerie (París), ambas se inaugurarán este próximo otoño.

Bianca lleva top Pirandello, falda Pirandello y abrigo Brian.

“Mi práctica artística comenzó con una profunda necesidad de explorar mi identidad y mis orígenes, y eso me ayudó a crecer interiormente. Ahora prefiero no ser únicamente identificada por una nacionalidad, género o raza. Las fronteras geográficas son conceptos que me cuestan aceptar. Me interesa mucho más lo que tenemos en común, lo que nos une, y más específicamente, lo que nos une a todas las demás especies vivas.”

Para Bianca, el realizar rituales por medio de instalaciones o, como ella las denomina, performances ceremoniales, es una forma de provocar mucho más impacto social.

Arriba Bianca lleva top Tunez, top Chest
Abajo Bianca lleva top Chest.

ALBA SOTORRA

Alba Sotorra es una documentalista internacional afincada en Barcelona. Al acabar la carrera de comunicación audiovisual salió en autostop desde Barcelona hasta Pakistán para rodar su primera película, Miradas desveladas. Fue un viaje que duró más de un año y que la llevó a países como Bosnia, Turquía, Irán, Afganistán y Pakistán, donde filmó retratos de mujeres artistas que utilizaban el arte para expresarse con libertad en contextos que eran profundamente patriarcales. Aquellas mujeres valientes y fuertes se convirtieron en una fuente de inspiración, forjando su conciencia y compromiso feminista: Antes de hacer ese viaje creía que el feminismo era cosa de la generación de mi madre y que nosotros, gracias a sus luchas, ya lo teníamos todo resuelto. Pero aquel viaje me puso en contacto con la dura realidad de las mujeres que todavía nos queda un largo camino por recorrer.”

Alba lleva jersey Naturale y falda Specchio.

Para Alba la lucha feminista tiene que ver con la lucha contra todas las formas de opresión y desigualdad: “No se trata solamente de equidad: se trata de una transformación radical de las estructuras que perpetúan las desigualdades sociales y que están detrás de la crisis climática y de los conflictos armados.”

Alba lleva jersey Ash, pantalón Matrix y bufanda Toni.

“La guerra es devastadora. Tuve la noción profunda de lo que es la guerra la primera vez que estuve en Kobane, al norte de Siria. Llegué a la ciudad cuando todavía era de noche. Al alba descubrí que me encontraba en una ciudad totalmente bombardeada. Los esqueletos de hormigón destrozados con sus pedazos de hierro oxidados impresionaban como si fueran cadáveres. Me puse a llorar.”

“La primera vez que fui a Siria no tenía ni idea de dónde me metía. Volé a Turquía y me desplacé en autobús hasta un pueblito en la frontera con Siria. Allá me esperaban un grupo de activistas kurdos que me guiarían para cruzar la frontera entre Turquía y Siria de manera ilegal, por la noche. Pero yo no iba vestida para la ocasión. Además, llevaba una maleta de ruedas rosa enorme que tuve que dejar en Turquía. ¿Por qué no me habían avisado que teníamos que cruzar a pie? Estuvimos toda la noche corriendo campo a través y yo, que iba con una falda larga y unos zapatos de ante tipo Oxford, tropecé varias veces. La situación me pilló tan desprevenida que no tuve tiempo de tener miedo. Me sentí más bien ridícula: ¿¡a quién se le ocurría salir vestida así!? Unos días después me encontraba en el frente de guerra, a pocos metros de Estado Islámico.”

Alba lleva vestido vestido Mongolia.

“Cuando conocí a las YPJ - las Unidades de Defensa de las Mujeres, me quedé fascinada por su fuerza y por todo lo que habían conseguido. Para ellas empoderamiento significa tomar el control de las instituciones donde se genera el poder y feminizarlas: ellas son un ejército de mujeres que vela por la seguridad de las mujeres y por sus intereses. A parte de luchar contra Estado Islámico, han protagonizado la revolución de Rojava, que tiene como eje central del cambio la idea de la emancipación de la mujer. La libertad implica un trabajo colectivo constante.”

Para su último proyecto que ha rodado ha estado dos meses en un campo de detención en el Norte de Siria con mujeres occidentales que fueron a Siria para unirse a Estado Islámico: “Ha sido muy bestia conectar emocionalmente con ellas y con sus familias.”

“Me interesa el documental porque me conecta con la realidad. Es una oportunidad para entender el mundo en profundidad y para vivirlo en primera persona. Es muy necesario mirar al mundo desde distintos puntos de vista para poder tener una noción profunda de las cosas, con todo su matiz de grises y complejidad.”

Para Alba la belleza está en la fuerza y la determinación, pero la duda, la búsqueda, la introspección también son bellas. “Soy documentalista y me dedico a mirar a las personas, especialmente a las mujeres. Me siento fascinada por ellas y en realidad, creo que una mujer es bella por el simple hecho de haber nacido mujer.”

Abajo Alba lleva vestido Matrix.

EMA SEC

Ema Sec es un pedazo de tierra. Al convertirse en madre de dos niñas a una edad muy temprana, liberándose de la pesadez de las expectativas de la sociedad y encontrando inspiración en la naturaleza, Ema descubrió que el proceso de parto esconde la llave para acceder a un portal de orientación intuitiva.

Actualmente vive en Mallorca, escribe poemas llenos de leche materna, lecciones del alma y sanación, creando historias sobre maternidad cuyo objetivo esencial es la autosuficiencia. Ema confía en la voz del universo para convertirse en doula y acompañar a otras mujeres en un viaje de autodescubrimiento y conexión con su verdadera esencia única.

En su camino, el vientre de la naturaleza ha sido su hogar, un lugar para liberarse de viejas heridas y desgarrar viejos patrones. Planta nuevas semillas y deja que florezcan. A menudo vuelve la cabeza hacia el cielo y reza. En las manos de la madre naturaleza siente que el reino del amor incondicional se desbloquea suavemente.

Ema lleva mono Dry.

Ella prospera en compañía de sus hijas y cree que puede ayudarlas en su iniciación como sacerdotisas.“La forma en que elijo ser madre es diferente a cualquier otra que haya visto antes. Confío en el instinto del niño para convertirse en quien sea que necesite y desee convertirse. No vinieron aquí para alimentarse de la explosión. Vinieron aquí para hacer el inmenso trabajo que las generaciones anteriores se habían olvidado de hacer y eso está elevando la vibración amorosa de la Tierra ”. Ema y su esposo permiten que sus hijos tengan plena libertad de movimiento, conexión con los elementos naturales y elección sobre cómo gastan su tiempo.

“Encuentro la fruta que crece en los árboles fascinante. Cargada por la hermana luna y el hermano sol, ese es el verdadero regalo de la vida”

Ese poder que gana una mujer durante el parto la guiará a través de la dureza, a través del dolor hacia el amor y la paz. Es como un iniciador de fuego, una vez encendido permanece encendido para siempre. “Habiendo dado a luz en mi habitación, me ha dado una sensación de fuerza imparable que nadie me puede quitar. No creo que haya un deseo que no pueda hacer realidad. Solo cierro los ojos, pido un deseo y espero”.

Ema lleva top Drap y pantalón Drap.

La razón por la que me encanta estar con la naturaleza es que ella no me impone ninguna clasificación. Mis movimientos no tienen nombre. Mi alma no tiene edad. Mis emociones fluctúan entre los largos brazos de las palmeras. Mi cuerpo no tiene destino. Mis pensamientos son impredecibles. Ella está llena de una vida que eligió distintas formas de geometrías sagradas. Cuando interactúo con ella, no puedo predecir qué sucede, qué animales cruzarán mi vista, qué ruido estoy a punto de oir, qué olor visitará mi nariz. Ella no define mi futuro. En sus brazos, todo es posible.

Ema lleva de Tul, y chaqueta Gatito.
Abajo Ema lleva camiseta Carne, pantalón Cota y jersey Naturae.

I

She let her die
On a pillow of round stones
when the sorrow is unknown
In a shade of an wild orchid
When chlorophyll
is not enough
to speed up
The relevance of time
has gotten the face of sugar crystals
She will make the bones dance again
In hermit’s open arms
inhaling the dust
teeth grinning
her cheeks have that wild green flame
Sisters approaching one by one
The gates have never been so widely open
made out of olive wood
luring her into the salty cave
“From now on, you’ll write with your left hand”
both hands grown into left
leaving the asymmetric behind
roaring into silence
I prey to you stones and bones
I will be one of those ghosts
and grow apples of love.

En las siguientes fotografías Ema lleva chaqueta Dry y falda Astral.

II

My Earth,
I match my circles to your cycles
Beetroot to blood
Onion to kitchen cries
banana smiles
I harvest the herbs you turn into buqetes
Pending on winter to enter me in summer
Witty games of purple petals
pollen sniffing, the plant seeds and rays of brown grounds wiggle madly
You just want people to hear instead of listen
between the sand and rain
your innocence fluctuates
I free my blood without misery now.
Like the trees let their leaves
when the time comes.
I grow my hair
like you grow your grass
this time it doesn’t have to be cut
making it a special and recovering task
The winds have many faces I can choose from,
what a liberating time for a fly to fly through pupils of zephyr
yet paralyses is an unknown kingdom of western vocabulary.
On my four I go through your seasons,
letting you be one of my lovers
the switch of penetration
from cold to fevers
Famine is lacking in your eyes,
fostering everyone in your stomach,
there is room for all
the empty vessels, the restless beasts or bodyguards of skin.
My abyss palpates the moon
With it’s fingers full of ants
The tradition of dust and fire
is never going to leave.

III

The brides will come around 4 o’clock
Their arms wrapped in marine plants
voices fine as peacock’s plumage
lushes bring me towards dust
I stand there sensing them
My vagina wide awake
what is it all worth?
A short glance at a flower?
Or her smiles that come and go?
Their faces? -on fire
snowing through tunnels
They don’t see nor hear anyone
just the lullabies, made by their lips
The watchers of the time
hiding in the bushes
exploding through the mountains
that grew
between legs
between centuries
between layers of the earth
The brides are mine.
I’ve been catching them since I’ve died.
Their fingers play tunes
on the strings of my insecurity guitar
their tongues grovel towards my sorrows,
their nipples drip on my map of freedom
The brides, covered in silence,
live in and out of me.
they are my scales of life and death.
I promise to feed them,
and keep my vagina wide awake.

BLANCA MUÑOZ

Blanca Muñoz es una artista afincada en Madrid, su trabajo abarca tanto obra gráfica como sus emblemáticas esculturas metálicas de gran escala y ha sido expuesto en la Biblioteca Nacional, el Museo Reina Sofía y el Museo del Prado, entre otros centros en todo el mundo. Este otoño nos abre su estudio y nos da unas pistas sobre su universo.

“Es un trabajo físicamente exigente pero nunca traspaso mis límites y quizá eso es lo que aporta delicadeza a la obra. Es una lucha muy equilibrada entre el material y mi propia fortaleza.”

Blanca lleva Poncho, pantalones Ava y top Mecca.

A pesar de ser de acero inoxidable sus estructuras poseen una ligereza efímera de otro mundo. Podrían tratarse de meteoritos mágicos de antimateria extraterrestre, pedazos de un paisaje interestelar, mensajes codificados de otra galaxia, mapas de planos paralelos de existencia, o cuerpos celestiales secretos del subconsciente.

No es por nada que Blanca forma parte de la Agrupación Astronómica de Madrid; la cosmología sigue siendo una gran influencia en su obra: “No he dejado de aprender tratando de visualizar el comportamiento de la materia en el espacio vacío. Mis esculturas tratan de acoplarse a la implacable gravedad. Mi mente es, finalmente, la única viajera interplanetaria.” confiesa.

“El tiempo y el espacio son las dos dimensiones que dan movimiento a mis esculturas pues, sólo cuando las rodeas, entras en la percepción cinética de su forma. Un volumen que, además, trato de modelar con la transparencia que proporciona el acero perforado. Los distintos cambios de luz y color hacen el resto.”

Blanca lleva vestido Mongolia

Juega con la luz y la sombra, la suspensión y la gravedad, y el vacío y la forma como dos lados entrelazados e inseparables de una banda moebius. 

El espacio se expande, el tiempo se acelera, los astros están en constante movimiento. El trabajo de Blanca tampoco se detiene en la escultura y pasa del macrocosmos al microcosmos con la joyería. “La obra artística monumental tiene que asumir ciertas condiciones y responsabilidades, pero a su vez provocar una experiencia estética. Mi reto es anclarla en el espacio pero que dé una sensación de movimiento, de transparencia y ligereza, aunque sobrepase los 7 metros de altura.

La joya, en cambio, no es una escultura en pequeño. Es una joya. Un objeto necesariamente agradable para su contacto con la piel y así diseñarla teniendo muy presente la intención de poderla lucir sin que se convierta en un estorbo. Cada oficio tiene sus reglas y, aunque te inspiren las mismas fuentes e incluso las mezcles, tienes que ser fiel al método para sus diferentes propósitos.”

Arriba Blanca lleva Poncho, chaqueta Drap, top Campo y pantalones Drap.
Izquierda Blanca lleva Poncho, pantalones Ava y top Mecca.

Para Blanca la belleza consiste en “todo lo que atrapa tu atención estética y se presenta como la mejor de las opciones para su existencia.” Manipula el metal con sus propias manos y la mente: “me esfuerzo mentalmente en rodearme siempre de aquello que me dé energía y placer. Quizá mantener esa actitud mientras trato de domar el acero es lo que provoca cierta sensualidad en las formas….”

Sus referentes femeninas van desde Barbara Hepworth hasta Seraphine, Clara Peeters o Sofonisba Anguissola pero la primera de todo fue su madre, artista autodidacta y amante de la naturaleza: “Al principio de mi carrera estaba atrapada tratando de imitar cómo la naturaleza, en cualquiera de sus múltiples escalas, se desarrolla y crece en el espacio. Me dio pié para observar la naturaleza cada vez mas desde dentro. Ahora creo que soy un poco parte de ella y por tanto me dejo fluir por su ritmo interno. Creo que una de las ventajas de cumplir años y, por tanto, aumentar la experiencia, es que asumes con tranquilidad la sola idea de equivocarte pues cada vez te ves más pequeña en la inmensidad.”

Arriba Blanca lleva chqueta Drap y pantalones Drap.

ALICE JAY

Alice Jay es Directora de Campaña y activista para AVAAZ, la comunidad global online para el cambio. Desde pequeña ha intentado entender el mundo y el por qué de sus injusticias. Al acabar la carrera, viajó a Guatemala para documentar los ataques contra los pueblos indígenas y de ahí empezó un viaje que duró quince años que la llevó desde Sur África a Laos, de Sierra Leone a Colombia, y hasta Uganda y Palestina. “Fuese donde fuese, en medio del sufrimiento y la guerra, encontraba a gente de enorme corazón, y con un espíritu de superación lleno de valentía y determinación. Estas personas me inspiraron para convertirme en activista.”  

Alice lleva el vestido largo Corsica de nuestra colección primavera verano 2019. 

“Tengo el privilegio de trabajar con gente muy diversa. Me encanta aprender de sus historias y juntos intentar tejer un mundo mejor basado en la idea de que todos somos interdependientes y tenemos mucho más en común que lo que nos divide.”

Alice lleva el vestido Kuala y el pantalón Lumpur

Según Alice, quizás una de las luchas que todos compartimos, y seguramente la causa más urgente ahora mismo, es la amenaza existente a la vida sobre la tierra.

“Nos enfrentamos a la sexta extinción porque hemos atacado el árbol de la vida con una motosierra – hemos aniquilado especies y ecosistemas, y nos hemos contaminado hasta llegar a una crisis climática. ¡Si no actuamos ahora, podríamos convertirnos en la primera especie que documente su propia extinción! Existen vías de escape claras para salvarnos a nosotros y a nuestro planeta. Tengo la esperanza de poder revertir la situación ahora que las personas, sobre todo los jóvenes, están concienciadas y exigiendo una acción urgente.

Naturalmente, como ambientalista Alice es una amante de la naturaleza: “Me asombra la complejidad, resistencia y belleza de la naturaleza. Me siento muy feliz sobre una roca cálida al lado del mar en Mallorca o bajo el viento en la cima de un acantilado en Irlanda. Y aunque estoy segura que la mayoría de personas puedan cerrar los ojos e imaginar un lugar en la naturaleza que adoran, pocos saben que si continuamos destruyendo nuestro hogar, estos paisajes desaparecerán. Creo realmente en la reverencia indígena hacía la naturaleza como madre, como guía y como fuente de todo lo que somos y necesitamos.”

Alice lleva el abrigo y pantalón Solar

Trabajando para mejorar los derechos de las mujeres en todo el mundo, Alice encuentra una gran inspiración en su elegancia, sinceridad, en espíritus fuertes, su capacidad de dar a luz y sus corazones llenos de empatía y coraje.  

“Veo reinas y diosas en todas partes - las mujeres embarazadas resplandecientes; las abuelas con sus arrugas y pelo plateado; las jóvenes potentes y sensuales; las duendecillas soñadoras… para mí todas ellas son belleza femenina.”

SARAH KINDER

Sarah Kinder es una artista afincada en Londres que dirige una mirada conceptual y creativa sobre el estilismo, desdibujando los límites entre medios como la fotografía, el cine y la pintura, produciendo instalaciones pictóricas a gran escala con el uso de medios digitales.

 

"Cómo creadora contemporánea, creo que es importante que mi trabajo refleje las cuestiones y asuntos actuales, respondiendo al mundo en el que vivimos. Mi proyecto actual 'Project Projection' se centra en un planteamiento innovador del estilismo como respuesta directa a la dinámica de la industria del fast fashion y nuestro creciente consumo de contenidos digitales. “Consiste en proyectar recortes de fotografías de prendas exhibidas en las pasarelas de moda directamente sobre el cuerpo, lo que permite que la ropa pase directamente de la pasarela al modelo."

Procedente del mundo de las Bellas Artes, su trabajo en la Royal Academy of Arts de Londres influenció su mundo creativo y profundizó su práctica. Aquí conoció, y como consecuencia se convirtió en musa y modelo, tanto del pintor Ken Howard como de su pareja y colaborador Michael Brunn; cuyos dibujos vemos capturados en esta serie.

"Disfruto del acto de colaboración; es importante confiar en las relaciones creativas, algo que puede dar a luz a muchas ideas".

Dice que el hecho de no venir del mundo de la moda convencional y ser algo ingenua a la industria en realidad ha sido una bendición, dándole mucho más libertad creativa.

OBRA DE MICHAEL BRUNN

“Mis valores de estilo se encuentran siendo selectiva, confiando en mi propia visión y, aunque ya nada es realmente original, todos tenemos nuestro propio lenguaje para expresarlo.”

Para Sarah, la belleza tiene que ver con la vulnerabilidad, el estado crudo, y el empoderamiento. "Cuando trabajas con desnudos en un proyecto, a menudo aporta algo de vulnerabilidad y realidad al trabajo. Crea una relación de confianza más íntima con tu sujeto, capturando una imagen potente pero delicada y sensible".

Trata las prendas como una segunda capa de piel, que se extiende en una forma de expresión para realzar la cruda belleza natural del cuerpo.

“Veo el cuerpo como una forma de arte, un lienzo humano: existimos como nuestra mejor obra de arte; trabajamos sobre nosotros mismos, físicamente, emocionalmente y mentalmente desde el momento en que comenzamos a explorar y encontrar nuestro lugar en este mundo."

"Tengo curiosidad por saber cómo ser madre por primera vez afectará mi trabajo, y si mis nuevas perspectivas cambiarán la manera en que elijo mostrar la forma humana, y cómo las cuestiones reflejadas en mi trabajo cambiarán según mis prioridades se van desplazando. He aprendido la importancia de intentar permanecer en el momento presente y no pensar demasiado en el futuro. La vida se trata de equilibrio ".

ANOUSKA BECKWITH

Anouska Beckwith es una fotógrafa inglesa afincada en París y fundadora del colectivo de mujeres artistas World Wide Women. Para Anouska, la belleza femenina es ser natural y estar a gusto con una misma: “Siento que la belleza brilla desde dentro. Todos tenemos una luz, una esencia y cuando estamos en armonía esta vitalidad resplandece a través nuestro como un faro. Cuando realizo fotos intento captar esa esencia, eso es lo que da vida a una fotografía.”

Anouska lleva el vestido Siam de la colección primavera verano 2019. 

Confiesa que sufre del “Síndrome de la edad de oro” y a menudo siente que tendría que haber nacido en otra época, reflejado en su trabajo que evoca a los prerrafaelistas, o los bohemios años 60 y 70. “Las épocas que me inspiran son las en que deseo haber nacido o con las que siento alguna afinidad. Eso no quiere decir que no pueda crear una fantasía propia.”

Anouska lleva el vestido Cairo y el abrigo Byblos de la colección primavera verano 2019. 

Anouska casi siempre dispara al aire libre: “ La Naturaleza es mi religión y la tierra mi iglesia. Estoy completamente enamorada de la Madre Tierra y todos los regalos increíbles que nos otorga. Es majestuosa y poderosa y suave y tierna a la vez, una paradoja, pero si la escuchas ella puede abrazarte y curarte el alma cuando está solo y ofrecerte el paraíso a cambio.”

Anouska lleva el vestido rojo Alysa .

“La Primavera es mi estación preferida, adoro los capullos de flores recién brotados y como se despliegan las hojas verdes después de un periodo tan latente e introspectivo. Siempre siento gran esperanza y positividad hacía el año en este momento.”

Sin embargo, nos recuerda que necesitamos de luz y sombra para experimentar la vida plenamente y abarcar ambos lados de nuestra naturaleza; y está aprendiendo a asumir los aspectos más oscuros de la vida como sus mejores maestros, junto a su nuevo papel como madre tras el nacimiento de su hija Luna, a luz más divina de su vida.

CLAIRE O'KEEFE

Artista visual y declarada hedonista, Claire O’Keefe (Mallorca, 1984) se define a sí misma como una incondicional discípula de la Naturaleza.

Claire lleva el vestido Cairo y el abrigo Byblos.

Su impulso creativo se transforma en un lenguaje propio que hace uso de la impermanencia y que se recrea en la magia de lo imperfecto, del error, a su vez que se vale y desarrolla su propia feminidad como autoconocimiento emocional y artístico plasmándolo a través de la fotografía, la dirección artística o el diseño. 

Claire lleva el pantalón y el top Corsica

Claire lleva el mono Delhi

“Cada mujer que me ha inspirado en mi camino es una parte de lo que yo hoy soy, y cuando me miro al espejo, las veo a todas ellas. Me gusta rodearme de proyectos que confían en mi visión y en mi instinto femenino, solamente haciendo uso de mi sensibilidad puedo involucrarme a varios niveles de concepto, alma y estética”

 

Claire lleva el pantalón y top Sacco.

MARIA SOLIVELLAS

Proviniente del mundo escénico, Maria acabó volviendo a sus raíces en Mallorca para fundar el restaurante Ca na Toneta.

“A través del sabor intento explicar mi paisaje, quienes somos, de donde venimos y hacia donde vamos. Como cocinera me siento intérprete del territorio que habito”.

Autodidacta e influenciada por la cocina materna, Maria ha inventado su propia filosofía y confiesa ser una “talibana en defensa de los productos locales, orgánicos y de temporada”. Entiende que lo más coherente es trabajar con su entorno, conectar con los campesinos y productores locales de la isla así cómo darle importancia a las variedades locales.

Maria lleva el abrigo y el pañuelo Beeswax y arriba: el abrigo y el pantalón Kassar

La sencillez y el equilibrio son los dos componentes más importantes de su cocina. “Es más complejo de lo que parece, porque te tienes que alejar tu ego, dejar que el producto se muestre y no intervenir exageradamente sobre una cosa que ya tiene su propia expresión, que es el sabor.”

Para Maria, en cualquier ámbito incluido lo estético, la simplicidad es un ejercicio inspirador. Éste va más allá, y da incluso la vuelta a lo complejo. 

"La temporada" es la manifestación del ahora, del momento en el que vivimos:

“Es una realidad absoluta. Cuando se habla de producto de temporada estamos hablando de un producto que está en su momento perfecto, en su momento óptimo de maduración, que no esta forzado a crecer. Es sentido común.”

Maria lleva la camisa Asia y la chaqueta y el pantalón Lavender

Ca na Toneta, situado a los pies de la Serra de Tramuntana, está íntimamente conectado al enterno en el que esta situado. La montaña y el bosque en otoño estan en su máxima opulencia y en ellos, los paseos son una autentica delicia.

Maria cree haber sido en una vida anterior una gran recolectora. Por eso, dice que dedica tanto tiempo a la recolecta de producto salvaje, y a la búsqueda de proveedores de producción local, que en el fondo también es otro tipo de cosecha.

ANNA BONNY

Noelia es la creadora de Anna Bonny, un proyecto que tiene como objetivo ayudar a desarrollar la forma en que la sociedad percibe el cáncer de mama, la feminidad y la belleza.

Noelia viste chaqueta y pantalón Lavender, con debajo el parche Studio 54 de Anna Bonny.

Noelia a veces se siente un poco pirata, no buscó ese papel, pero mientras se recuperaba de una mastectomía radical en 2015, y mirándose en el espejo, la forma en que se veía a sí misma cambió. Noelia decidió no reconstruir y aceptar su nuevo cuerpo y sentirse bien con un solo pecho, algo que solucionó convirtiéndose en pirata. 

Cortó un hermoso sujetador por la mitad y cubrió su cicatriz como un parche en el ojo. Fue un momento sorprendente, se sintió liberada y también su pareja fue repentinamente seducida.

Noelia viste chaqueta y falda Kid y pañuelo Beeswax

Nacida de esa necesidad personal surgió la primera aproximación al parche de mastectomía, una prenda simple que busca ayudar a las mujeres mastectomizadas a lograr la paz con su nueva imagen corporal, ganar confianza y normalizar la vida con un solo seno.

El parche es un adorno, una celebración de aceptación, una nueva opción post-mastectomía. Algunos dicen que es francamente sexy.

Camisa Irony en seda estampada con pantalón Moro y pañuelo Beeswax.

Alexia Sinnoble

Alexia Sinnoble, pintora, estudiante de clásicas, aprendiz de esgrima, cronista, traductora... diletante. 

 

Alexia lleva Mono Army en lino beige con Top Cisne de Tul

Yo sé y tengo para mí que voy encantado
y esto me basta para la seguridad de mi consciencia. (El Quijote II, XLIX) 

Mar Aguiló

 

 

 

Mar viste Vestido Jungle
camiseta T de Tul 
y vestido Balkan

Mar Aguiló, bailarina de la Compañía Nacional de Danza fotografiada en Mallorca, su lugar de nacimiento. Para ella, el sentido de la danza es volver a la tierra, sentir la tradicción y la profunda palpitación del cuerpo unido a la naturaleza.

El mar, el mar y tú, plural espejo,
el mar de torso perezoso y lento
nadando por el mar, del mar sediento:
el mar que muere y nace en un reflejo.
El mar y tú, su mar, el mar espejo:
roca que escala el mar con paso lento,
pilar de sal que abate el mar sediento,
sed y vaivén y apenas un reflejo.
De la suma de instantes en que creces,
del círculo de imágenes del año,
retengo un mes de espumas y de peces,
y bajo cielos líquidos de estaño
tu cuerpo que en la luz abre bahías
al oscuro oleaje de los días. 

Octavio Paz

YUKA TANAKA

Yuka Tanaka, afincada en Berlín, trabaja como life model para artistas o estudiantes de artes figurativas. Ha trabajado para fotógrafos como Paul Jung, Larissa Hofmann o Lena C. Emery, y para publicaciones como Pop Magazine, Numéro o Document.

Fue durante su último año de licenciatura en Tama Art University, donde estudiaba artes escénicas, danza y teatro, cuando empezó a trabajar como life model o modelo de desnudo.
"Con el fin de profundizar en la relación con mi propio cuerpo, y como si fuera un entrenamiento físico más, empecé a ejercer de modelo de desnudo y, así, ganar confianza en mí misma y también experiencia con el movimiento."
Inicialmente, Yuka se inspiraba en posturas típicas que encontraba en la pintura o escultura clásica, sin embargo, con el tiempo, empezó a explorar otras dinámicas para poder realizar posturas inigualables, que sólo ella pudiera hacer, y la diferenciaran del resto de modelos de desnudo.
"Inicié mi carrera en Tokio, donde se esperan posturas y movimientos más clásicos, así como un tipo de cuerpo concreto. El mío no es curvilíneo ni extremadamente delgado, no es el típico cuerpo que se busca en modelos de desnudo, así que investigué otras técnicas, tomé referentes más conceptuales, que únicamente yo pudiera hacer teniendo en cuenta mi complexión física. Ahora, varios años después, simplemente me dejo llevar por lo que siente mi cuerpo en ese momento concreto."
Yuka lleva mono Canto.
Además de trabajar como modelo, Yuka crea imágenes y las comparte a través de varias plataformas online. Se trata de un ejercicio de exploración mediante el uso de autorretratos hechos en dibujo, escultura y/o fotografía, en los que aborda el problema de las generaciones más jóvenes con el autoestima y el sentirse cómodos con su propia identidad en la era de las redes sociales.
Arriba Yuka lleva vestido Flag.
"Me gusta pensar que mi trabajo ayuda a personas con falta de confianza en sí mismas y que, a través de mi propia exploración personal, les ayudo a emprender su propio viaje."
Su propio sufrimiento, basado en su falta de autoestima, es la gran fuerza impulsora de esta actividad, la cual, para ella, supone también un ejercicio de superación personal. Así mismo, con este ejercicio, pretende observar las influencias comunes entre lo social y lo individual.
"Ahora mismo prefiero seguir compartiendo mi trabajo a través de redes sociales. De ese modo, creo, cobra más sentido y llega a más gente."
Yuka lleva vestido Pirandello.

BIANCA LEE VASQUEZ

Bianca Lee Vasquez se define a sí misma como “earth-body artist”. Estadounidense de nacimiento pero con raíces cubano ecuatorianas, reside y trabaja actualmente en París. Sus obras parten de la idea de comprometer y hacer del cuerpo humano un objeto de experimentación. En sus intervenciones corporales efímeras, donde el cuerpo y la naturaleza son siempre los protagonistas, invita a la contemplación, a la búsqueda de lo esencial, lo espiritual y lo sagrado, y reinvierte el papel de la naturaleza como madre protectora y generadora de vida.

Su trabajo, percibido como escultórico y muy cercano al ritual, implica performances destinadas a la comunión entre el ser humano, la naturaleza y el arte, así como el redescubrimiento de sus propios orígenes y su patrimonio cultural, un tributo a las tradiciones mitológicas y espirituales prehispánicas, y una reconstrucción de la antigua relación de armonía de sus ancestros incas con el cosmos, ya que, su misión final, es la búsqueda del equilibrio entre el individuo y el medio ambiente en su expresión más pura.

“Me convertí en artista para ser libre y explorar mis experiencias, mis sentimientos, mis pensamientos. No tenía ganas de explorar esto en un estudio y hacer obras bidimensionales. Para mí, el lugar natural para llevar a cabo mi arte era en la naturaleza. Quiero entrar en vastos paisajes y crear una conexión cercana con la esencia misma de la tierra porque creo que estoy relacionada con ella. Para mí es muy importante promover un sentido de conexión con la naturaleza.”

Actualmente está trabajando en una exposición individual para la Bubenberg Galerie (París) y otra en dúo con la artista Lena Marie Emrich para la Julio Galerie (París), ambas se inaugurarán este próximo otoño.

Bianca lleva top Pirandello, falda Pirandello y abrigo Brian.

“Mi práctica artística comenzó con una profunda necesidad de explorar mi identidad y mis orígenes, y eso me ayudó a crecer interiormente. Ahora prefiero no ser únicamente identificada por una nacionalidad, género o raza. Las fronteras geográficas son conceptos que me cuestan aceptar. Me interesa mucho más lo que tenemos en común, lo que nos une, y más específicamente, lo que nos une a todas las demás especies vivas.”

Para Bianca, el realizar rituales por medio de instalaciones o, como ella las denomina, performances ceremoniales, es una forma de provocar mucho más impacto social.

Arriba Bianca lleva top Tunez, top Chest
Abajo Bianca lleva top Chest.

ALBA SOTORRA

Alba Sotorra es una documentalista internacional afincada en Barcelona. Al acabar la carrera de comunicación audiovisual salió en autostop desde Barcelona hasta Pakistán para rodar su primera película, Miradas desveladas. Fue un viaje que duró más de un año y que la llevó a países como Bosnia, Turquía, Irán, Afganistán y Pakistán, donde filmó retratos de mujeres artistas que utilizaban el arte para expresarse con libertad en contextos que eran profundamente patriarcales. Aquellas mujeres valientes y fuertes se convirtieron en una fuente de inspiración, forjando su conciencia y compromiso feminista: Antes de hacer ese viaje creía que el feminismo era cosa de la generación de mi madre y que nosotros, gracias a sus luchas, ya lo teníamos todo resuelto. Pero aquel viaje me puso en contacto con la dura realidad de las mujeres que todavía nos queda un largo camino por recorrer.”

Alba lleva jersey Naturale y falda Specchio.

Para Alba la lucha feminista tiene que ver con la lucha contra todas las formas de opresión y desigualdad: “No se trata solamente de equidad: se trata de una transformación radical de las estructuras que perpetúan las desigualdades sociales y que están detrás de la crisis climática y de los conflictos armados.”

Abajo Alba lleva jersey Ash, pantalón Matrix y bufanda Toni.

“La guerra es devastadora. Tuve la noción profunda de lo que es la guerra la primera vez que estuve en Kobane, al norte de Siria. Llegué a la ciudad cuando todavía era de noche. Al alba descubrí que me encontraba en una ciudad totalmente bombardeada. Los esqueletos de hormigón destrozados con sus pedazos de hierro oxidados impresionaban como si fueran cadáveres. Me puse a llorar.”

“La primera vez que fui a Siria no tenía ni idea de dónde me metía. Volé a Turquía y me desplacé en autobús hasta un pueblito en la frontera con Siria. Allá me esperaban un grupo de activistas kurdos que me guiarían para cruzar la frontera entre Turquía y Siria de manera ilegal, por la noche. Pero yo no iba vestida para la ocasión. Además, llevaba una maleta de ruedas rosa enorme que tuve que dejar en Turquía. ¿Por qué no me habían avisado que teníamos que cruzar a pie? Estuvimos toda la noche corriendo campo a través y yo, que iba con una falda larga y unos zapatos de ante tipo Oxford, tropecé varias veces. La situación me pilló tan desprevenida que no tuve tiempo de tener miedo. Me sentí más bien ridícula: ¿¡a quién se le ocurría salir vestida así!? Unos días después me encontraba en el frente de guerra, a pocos metros de Estado Islámico.”

Alba lleva vestido vestido Mongolia.

“Cuando conocí a las YPJ - las Unidades de Defensa de las Mujeres, me quedé fascinada por su fuerza y por todo lo que habían conseguido. Para ellas empoderamiento significa tomar el control de las instituciones donde se genera el poder y feminizarlas: ellas son un ejército de mujeres que vela por la seguridad de las mujeres y por sus intereses. A parte de luchar contra Estado Islámico, han protagonizado la revolución de Rojava, que tiene como eje central del cambio la idea de la emancipación de la mujer. La libertad implica un trabajo colectivo constante.”

Para su último proyecto que ha rodado ha estado dos meses en un campo de detención en el Norte de Siria con mujeres occidentales que fueron a Siria para unirse a Estado Islámico: “Ha sido muy bestia conectar emocionalmente con ellas y con sus familias.”

“Me interesa el documental porque me conecta con la realidad. Es una oportunidad para entender el mundo en profundidad y para vivirlo en primera persona. Es muy necesario mirar al mundo desde distintos puntos de vista para poder tener una noción profunda de las cosas, con todo su matiz de grises y complejidad.”

Para Alba la belleza está en la fuerza y la determinación, pero la duda, la búsqueda, la introspección también son bellas. “Soy documentalista y me dedico a mirar a las personas, especialmente a las mujeres. Me siento fascinada por ellas y en realidad, creo que una mujer es bella por el simple hecho de haber nacido mujer.”

Abajo Alba lleva vestido Matrix.

EMA SEC

Ema Sec es un pedazo de tierra. Al convertirse en madre de dos niñas a una edad muy temprana, liberándose de la pesadez de las expectativas de la sociedad y encontrando inspiración en la naturaleza, Ema descubrió que el proceso de parto esconde la llave para acceder a un portal de orientación intuitiva.

Actualmente vive en Mallorca, escribe poemas llenos de leche materna, lecciones del alma y sanación, creando historias sobre maternidad cuyo objetivo esencial es la autosuficiencia. Ema confía en la voz del universo para convertirse en doula y acompañar a otras mujeres en un viaje de autodescubrimiento y conexión con su verdadera esencia única.

En su camino, el vientre de la naturaleza ha sido su hogar, un lugar para liberarse de viejas heridas y desgarrar viejos patrones. Planta nuevas semillas y deja que florezcan. A menudo vuelve la cabeza hacia el cielo y reza. En las manos de la madre naturaleza siente que el reino del amor incondicional se desbloquea suavemente.

Arriba Ema lleva mono Dry.

Ella prospera en compañía de sus hijas y cree que puede ayudarlas en su iniciación como sacerdotisas.“La forma en que elijo ser madre es diferente a cualquier otra que haya visto antes. Confío en el instinto del niño para convertirse en quien sea que necesite y desee convertirse. No vinieron aquí para alimentarse de la explosión. Vinieron aquí para hacer el inmenso trabajo que las generaciones anteriores se habían olvidado de hacer y eso está elevando la vibración amorosa de la Tierra ”. Ema y su esposo permiten que sus hijos tengan plena libertad de movimiento, conexión con los elementos naturales y elección sobre cómo gastan su tiempo.

“Encuentro la fruta que crece en los árboles fascinante. Cargada por la hermana luna y el hermano sol, ese es el verdadero regalo de la vida”

Ese poder que gana una mujer durante el parto la guiará a través de la dureza, a través del dolor hacia el amor y la paz. Es como un iniciador de fuego, una vez encendido permanece encendido para siempre. “Habiendo dado a luz en mi habitación, me ha dado una sensación de fuerza imparable que nadie me puede quitar. No creo que haya un deseo que no pueda hacer realidad. Solo cierro los ojos, pido un deseo y espero”.

Arriba Ema lleva top Drap y pantalón Drap.

La razón por la que me encanta estar con la naturaleza es que ella no me impone ninguna clasificación. Mis movimientos no tienen nombre. Mialma no tiene edad. Mis emociones fluctúan entre los largos brazos de las palmeras. Mi cuerpo no tiene destino. Mis pensamientos son impredecibles. Ella está llena de una vida que eligió distintas formas de geometrías sagradas. Cuando interactúo con ella, no puedo predecir qué sucede, qué animales cruzarán mi vista, qué ruido estoy a punto de oir, qué olor visitará mi nariz. Ella no define mi futuro. En sus brazos, todo es posible.

Arriba Ema lleva T de Tul, y chaqueta Gatito.
Abajo Ema lleva camiseta Carne, pantalón Cota y jersey Naturae.

I

She let her die
On a pillow of round stones
when the sorrow is unknown
In a shade of an wild orchid
When chlorophyll
is not enough
to speed up
The relevance of time
has gotten the face of sugar crystals
She will make the bones dance again
In hermit’s open arms
inhaling the dust
teeth grinning
her cheeks have that wild green flame
Sisters approaching one by one
The gates have never been so widely open
made out of olive wood
luring her into the salty cave
“From now on, you’ll write with your left hand”
both hands grown into left
leaving the asymmetric behind
roaring into silence
I prey to you stones and bones
I will be one of those ghosts
and grow apples of love.

En las siguientes fotografías Ema lleva chaqueta Dry y falda Astral.

II

My Earth,
I match my circles to your cycles
Beetroot to blood
Onion to kitchen cries
banana smiles
I harvest the herbs you turn into buqetes
Pending on winter to enter me in summer
Witty games of purple petals
pollen sniffing, the plant seeds and rays of brown grounds wiggle madly
You just want people to hear instead of listen
between the sand and rain
your innocence fluctuates
I free my blood without misery now.
Like the trees let their leaves
when the time comes.
I grow my hair
like you grow your grass
this time it doesn’t have to be cut
making it a special and recovering task
The winds have many faces I can choose from,
what a liberating time for a fly to fly through pupils of zephyr
yet paralyses is an unknown kingdom of western vocabulary.
On my four I go through your seasons,
letting you be one of my lovers
the switch of penetration
from cold to fevers
Famine is lacking in your eyes,
fostering everyone in your stomach,
there is room for all
the empty vessels, the restless beasts or bodyguards of skin.
My abyss palpates the moon
With it’s fingers full of ants
The tradition of dust and fire
is never going to leave.

III

The brides will come around 4 o’clock
Their arms wrapped in marine plants
voices fine as peacock’s plumage
lushes bring me towards dust
I stand there sensing them
My vagina wide awake
what is it all worth?
A short glance at a flower?
Or her smiles that come and go?
Their faces? -on fire
snowing through tunnels
They don’t see nor hear anyone
just the lullabies, made by their lips
The watchers of the time
hiding in the bushes
exploding through the mountains
that grew
between legs
between centuries
between layers of the earth
The brides are mine.
I’ve been catching them since I’ve died.
Their fingers play tunes
on the strings of my insecurity guitar
their tongues grovel towards my sorrows,
their nipples drip on my map of freedom
The brides, covered in silence,
live in and out of me.
they are my scales of life and death.
I promise to feed them,
and keep my vagina wide awake.

BLANCA MUÑOZ

Blanca Muñoz es una artista afincada en Madrid, su trabajo abarca tanto obra gráfica como sus emblemáticas esculturas metálicas de gran escala y ha sido expuesto en la Biblioteca Nacional, el Museo Reina Sofía y el Museo del Prado, entre otros centros en todo el mundo. Este otoño nos abre su estudio y nos da unas pistas sobre su universo.

“Es un trabajo físicamente exigente pero nunca traspaso mis límites y quizá eso es lo que aporta delicadeza a la obra. Es una lucha muy equilibrada entre el material y mi propia fortaleza.”

Arriba Blanca lleva Poncho, pantalones Ava y top Mecca.

A pesar de ser de acero inoxidable sus estructuras poseen una ligereza efímera de otro mundo. Podrían tratarse de meteoritos mágicos de antimateria extraterrestre, pedazos de un paisaje interestelar, mensajes codificados de otra galaxia, mapas de planos paralelos de existencia, o cuerpos celestiales secretos del subconsciente.

No es por nada que Blanca forma parte de la Agrupación Astronómica de Madrid; la cosmología sigue siendo una gran influencia en su obra: “No he dejado de aprender tratando de visualizar el comportamiento de la materia en el espacio vacío. Mis esculturas tratan de acoplarse a la implacable gravedad. Mi mente es, finalmente, la única viajera interplanetaria.” confiesa.

“El tiempo y el espacio son las dos dimensiones que dan movimiento a mis esculturas pues, sólo cuando las rodeas, entras en la percepción cinética de su forma. Un volumen que, además, trato de modelar con la transparencia que proporciona el acero perforado. Los distintos cambios de luz y color hacen el resto.”

Arriba y en la siguiente imagen Blanca lleva el vestido Mongolia.

Juega con la luz y la sombra, la suspensión y la gravedad, y el vacío y la forma como dos lados entrelazados e inseparables de una banda moebius. 

El espacio se expande, el tiempo se acelera, los astros están en constante movimiento. El trabajo de Blanca tampoco se detiene en la escultura y pasa del macrocosmos al microcosmos con la joyería. “La obra artística monumental tiene que asumir ciertas condiciones y responsabilidades, pero a su vez provocar una experiencia estética. Mi reto es anclarla en el espacio pero que dé una sensación de movimiento, de transparencia y ligereza, aunque sobrepase los 7 metros de altura.

La joya, en cambio, no es una escultura en pequeño. Es una joya. Un objeto necesariamente agradable para su contacto con la piel y así diseñarla teniendo muy presente la intención de poderla lucir sin que se convierta en un estorbo. Cada oficio tiene sus reglas y, aunque te inspiren las mismas fuentes e incluso las mezcles, tienes que ser fiel al método para sus diferentes propósitos.”

Arriba Blanca lleva Poncho, chaqueta Drap, top Campo y pantalones Drap.
Abajo Blanca lleva Poncho, pantalones Ava y top Mecca.

Para Blanca la belleza consiste en “todo lo que atrapa tu atención estética y se presenta como la mejor de las opciones para su existencia.” Manipula el metal con sus propias manos y la mente: “me esfuerzo mentalmente en rodearme siempre de aquello que me dé energía y placer. Quizá mantener esa actitud mientras trato de domar el acero es lo que provoca cierta sensualidad en las formas….”

Sus referentes femeninas van desde Barbara Hepworth hasta Seraphine, Clara Peeters o Sofonisba Anguissola pero la primera de todo fue su madre, artista autodidacta y amante de la naturaleza: “Al principio de mi carrera estaba atrapada tratando de imitar cómo la naturaleza, en cualquiera de sus múltiples escalas, se desarrolla y crece en el espacio. Me dio pié para observar la naturaleza cada vez mas desde dentro. Ahora creo que soy un poco parte de ella y por tanto me dejo fluir por su ritmo interno. Creo que una de las ventajas de cumplir años y, por tanto, aumentar la experiencia, es que asumes con tranquilidad la sola idea de equivocarte pues cada vez te ves más pequeña en la inmensidad.”

Arriba Blanca lleva chaqueta Drap y pantalones Drap.

ALICE JAY

Alice Jay es Directora de Campaña de AVAAZ, la comunidad global online para el cambio. Desde pequeña ha intentado entender el mundo y el por qué de sus injusticias. Al acabar la carrera, viajó a Guatemala para documentar los ataques contra los pueblos indígenas y de ahí empezó un viaje que duró quince años que la llevó desde Sur África a Laos, de Sierra Leone a Colombia, y hasta Uganda y Palestina. “Fuese donde fuese, en medio del sufrimiento y la guerra, encontraba a gente de enorme corazón, y con un espíritu de superación lleno de valentía y determinación. Estas personas me inspiraron para convertirme en activista.”  

Alice lleva el vestido largo Corsica de nuestra colección primavera verano 2019. 

“Tengo el privilegio de trabajar con gente muy diversa. Me encanta aprender de sus historias y juntos intentar tejer un mundo mejor basado en la idea de que todos somos interdependientes y tenemos mucho más en común que lo que nos divide.”

Alice lleva el vestido Kuala y el pantalón Lumpur

 

Según Alice, quizás una de las luchas que todos compartimos, y seguramente la causa más urgente ahora mismo, es la amenaza existente a la vida sobre la tierra.

“Nos enfrentamos a la sexta extinción porque hemos atacado el árbol de la vida con una motosierra – hemos aniquilado especies y ecosistemas, y nos hemos contaminado hasta llegar a una crisis climática. ¡Si no actuamos ahora, podríamos convertirnos en la primera especie que documente su propia extinción! Existen vías de escape claras para salvarnos a nosotros y a nuestro planeta. Tengo la esperanza de poder revertir la situación ahora que las personas, sobre todo los jóvenes, están concienciados y exigiendo una acción urgente.

Naturalmente, como ambientalista Alice es una amante de la naturaleza: “Me asombra la complejidad, resistencia y belleza de la naturaleza. Me siento muy feliz sobre una roca cálida al lado del mar en Mallorca o bajo el viento en la cima de un acantilado en Irlanda. Y aunque estoy segura que la mayoría de personas puedan cerrar los ojos e imaginar un lugar en la naturaleza que adoran, pocos saben que si continuamos destruyendo nuestro hogar, estos paisajes desaparecerán. Creo realmente en la reverencia indígena hacía la naturaleza como madre, como guía y como fuente de todo lo que somos y necesitamos.”  

Alice lleva el pantalón y el abrigo Solar. 

 

Trabajando para mejorar los derechos de las mujeres en todo el mundo, Alice encuentra una gran inspiración en su elegancia, sinceridad, en espíritus fuertes, su capacidad de dar a luz y sus corazones llenos de empatía y coraje.  

“Veo reinas y diosas en todas partes - las mujeres embarazadas resplandecientes; las abuelas con sus arrugas y pelo plateado; las jóvenes potentes y sensuales; las duendecillas soñadoras… para mí todas ellas son belleza femenina.”

SARAH KINDER

Sarah Kinder es una artista afincada en Londres que dirige una mirada conceptual y creativa sobre el estilismo, desdibujando los límites entre medios como la fotografía, el cine y la pintura, produciendo instalaciones pictóricas a gran escala con el uso de medios digitales.

 

"Cómo creadora contemporánea, creo que es importante que mi trabajo refleje las cuestiones y asuntos actuales, respondiendo al mundo en el que vivimos. Mi proyecto actual 'Project Projection' se centra en un planteamiento innovador del estilismo como respuesta directa a la dinámica de la industria del fast fashion y nuestro creciente consumo de contenidos digitales. “Consiste en proyectar recortes de fotografías de prendas exhibidas en las pasarelas de moda directamente sobre el cuerpo, lo que permite que la ropa pase directamente de la pasarela al modelo."

Procedente del mundo de las Bellas Artes, su trabajo en la Royal Academy of Arts de Londres influenció su mundo creativo y profundizó su práctica. Aquí conoció, y como consecuencia se convirtió en musa y modelo, tanto del pintor Ken Howard como de su pareja y colaborador Michael Brunn; cuyos dibujos vemos capturados en esta serie.

"Disfruto del acto de colaboración; es importante confiar en las relaciones creativas, algo que puede dar a luz a muchas ideas".

Dice que el hecho de no venir del mundo de la moda convencional y ser algo ingenua a la industria en realidad ha sido una bendición, dándole mucho más libertad creativa.

OBRA DE MICHAEL BRUNN

“Mis valores de estilo se encuentran siendo selectiva, confiando en mi propia visión y, aunque ya nada es realmente original, todos tenemos nuestro propio lenguaje para expresarlo.”

Para Sarah, la belleza tiene que ver con la vulnerabilidad, el estado crudo, y el empoderamiento. "Cuando trabajas con desnudos en un proyecto, a menudo aporta algo de vulnerabilidad y realidad al trabajo. Crea una relación de confianza más íntima con tu sujeto, capturando una imagen potente pero delicada y sensible".

Trata las prendas como una segunda capa de piel, que se extiende en una forma de expresión para realzar la cruda belleza natural del cuerpo.

“Veo el cuerpo como una forma de arte, un lienzo humano: existimos como nuestra mejor obra de arte; trabajamos sobre nosotros mismos, físicamente, emocionalmente y mentalmente desde el momento en que comenzamos a explorar y encontrar nuestro lugar en este mundo."

"Tengo curiosidad por saber cómo ser madre por primera vez afectará mi trabajo, y si mis nuevas perspectivas cambiarán la manera en que elijo mostrar la forma humana, y cómo las cuestiones reflejadas en mi trabajo cambiarán según mis prioridades se van desplazando. He aprendido la importancia de intentar permanecer en el momento presente y no pensar demasiado en el futuro. La vida se trata de equilibrio ".

ANOUSKA BECKWITH

Anouska Beckwith es una fotógrafa inglesa afincada en París y fundadora del colectivo de mujeres artistas World Wide Women.

Para Anouska, la belleza femenina es ser natural y estar a gusto con una misma: “Siento que la belleza brilla desde dentro. Todos tenemos una luz, una esencia y cuando estamos en harmonía esta vitalidad resplandece a través nuestro como un faro. Cuando realizo fotos intento captar esa esencia, eso es lo que da vida a una fotografía.”

Anouska lleva el vestido Siam de la colección primavera verano 2019. 

Confiesa que sufre del “Síndrome de la edad de oro” y a menudo siente que tendría que haber nacido en otra época, reflejado en su trabajo que evoca a los prerrafaelistas, o los bohemios años 60 y 70. “Las épocas que me inspiran son las en que deseo haber nacido o con las que siento alguna afinidad. Eso no quiere decir que no pueda crear una fantasía propia.”

Anouska lleva el vestido Cairo y el abrigo Byblos de la colección primavera verano 2019. 

Anouska casi siempre dispara al aire libre: “ La Naturaleza es mi religión y la tierra mi iglesia.  Estoy completamente enamorada de la Madre Tierra y todos los regalos increíbles que nos otorga. Es majestuosa y poderosa y suave y tierna a la vez, una paradoja, pero si la escuchas ella puede abrazarte y curarte el alma cuando está solo y ofrecerte el paraíso a cambio.”

Anouska lleva el vestido rojo Alysa .

“La Primavera es mi estación preferida, adoro los capullos de flores recién brotados y como se despliegan las hojas verdes después de un periodo tan latente e introspectivo. Siempre siento gran esperanza y positividad hacía el año en este momento.”

Sin embargo, nos recuerda que necesitamos de luz y sombra para experimentar la vida plenamente y abarcar ambos lados de nuestra naturaleza; y está aprendiendo a asumir los aspectos más oscuros de la vida como sus mejores maestros, junto a su nuevo papel como madre tras el nacimiento de su hija Luna, a luz más divina de su vida.

CLAIRE O'KEEFE

Artista visual y declarada hedonista, Claire O’Keefe (Mallorca, 1984) se define a sí misma como una incondicional discípula de la Naturaleza.

Su impulso creativo se transforma en un lenguaje propio que hace uso de la impermanencia y que se recrea en la magia de lo imperfecto, del error, a su vez que se vale y desarrolla su propia feminidad como autoconocimiento emocional y artístico plasmándolo a través de la fotografía, la dirección artística o el diseño. 

Claire lleva el top y pantalón Corsica.

Claire lleva el top y falda Corfu. Y más abajo, el mono Delhi. 

“Cada mujer que me ha inspirado en mi camino es una parte de lo que yo hoy soy, y cuando me miro al espejo, las veo a todas ellas. Me gusta rodearme de proyectos que confían en mi visión y en mi instinto femenino, solamente haciendo uso de mi sensibilidad puedo involucrarme a varios niveles de concepto, alma y estética”

Claire lleva el top y pantalón Sacco.

MARIA SOLIVELLAS

Proviniente del mundo escénico, Maria acabó volviendo a sus raíces en Mallorca para fundar el restaurante Ca na Toneta.

“A través del sabor intento explicar mi paisaje, quienes somos, de donde venimos y hacia donde vamos. Como cocinera me siento intérprete del territorio que habito”.

Autodidacta e influenciada por la cocina materna, Maria ha inventado su propia filosofía y confiesa ser una “talibana en defensa de los productos locales, orgánicos y de temporada”. Entiende que lo más coherente es trabajar con su entorno, conectar con los campesinos y productores locales de la isla así cómo darle importancia a las variedades locales.

Maria lleva el abrigo y el pañuelo Beeswax y arriba: el abrigo y el pantalón Kassar

La sencillez y el equilibrio son los dos componentes más importantes de su cocina. “Es más complejo de lo que parece, porque te tienes que alejar tu ego, dejar que el producto se muestre y no intervenir exageradamente sobre una cosa que ya tiene su propia expresión, que es el sabor.”

Para Maria, en cualquier ámbito incluido lo estético, la simplicidad es un ejercicio inspirador. Éste va más allá, y da incluso la vuelta a lo complejo. 

"La temporada" es la manifestación del ahora, del momento en el que vivimos:

“Es una realidad absoluta. Cuando se habla de producto de temporada estamos hablando de un producto que está en su momento perfecto, en su momento óptimo de maduración, que no esta forzado a crecer. Es sentido común.”

Maria lleva la camisa Asia y la chaqueta y el pantalón Lavender

Ca na Toneta, situado a los pies de la Serra de Tramuntana, está íntimamente conectado al enterno en el que esta situado. La montaña y el bosque en otoño estan en su máxima opulencia y en ellos, los paseos son una autentica delicia.

Maria cree haber sido en una vida anterior una gran recolectora. Por eso, dice que dedica tanto tiempo a la recolecta de producto salvaje, y a la búsqueda de proveedores de producción local, que en el fondo también es otro tipo de cosecha.

 ANNA BONNY

Noelia es la creadora de Anna Bonny, un proyecto que tiene como objetivo ayudar a desarrollar la forma en que la sociedad percibe el cáncer de mama, la feminidad y la belleza.

Noelia viste chaqueta y pantalón Lavender, con debajo el parche Studio 54 de Anna Bonny.

Noelia se siente un poco pirata, no buscó el papel, pero mientras se recuperaba de una mastectomía radical en 2015, y mirándose en el espejo, la forma en que se veía a sí misma cambió. Noelia decidió no reconstruir y, por lo tanto, se quedó con el dilema de sentirse bien con un solo pecho, una pregunta difícil pero con una solución simple; ella se convirtió en pirata Cortó un hermoso sujetador por la mitad y colgó los restos sobre su cicatriz como un parche en el ojo. Fue un momento sorprendente, se sintió liberada, y también su pareja fue repentinamente seducida.

Noelia viste chaqueta y falda Kid y pañuelo Beeswax

Nacida de esa experiencia personal surgió la primera aproximación al parche de mastectomía, una prenda simple que busca ayudar a las mujeres que han pasado por esa situación a lograr la paz con su nueva imagen corporal, ganar confianza y normalizar la vida con un solo seno. El parche es un adorno, una celebración de aceptación, una nueva opción post-mastectomía. Algunos dicen que es francamente sexy.

Camisa Irony en seda estampada con pantalón Moro y pañuelo Beeswax.

ALEXIA SINNOBLE

Alexia Sinnoble, pintora, estudiante de clásicas, aprendiz de esgrima, cronista, traductora... diletante. 

 

Alexia lleva Mono Army en lino beige con Top Cisne de Tul

Yo sé y tengo para mí que voy encantado
y esto me basta para la seguridad de mi consciencia. (El Quijote II, XLIX) 

MAR AGUILÓ

 

 

Mar viste Vestido Jungle
camiseta T de Tul 
vestido Balkan

El sentido de la danza es volver a la tierra, sentir la tradicción y la profunda palpitación del cuerpo unido a la naturaleza.

El mar, el mar y tú, plural espejo,el mar de torso perezoso y lento
nadando por el mar, del mar sediento: el mar que muere y nace en un reflejo.
El mar y tú, su mar, el mar espejo: roca que escala el mar con paso lento, pilar de sal que abate el mar sediento, sed y vaivén y apenas un reflejo.De la suma de instantes en que creces, del círculo de imágenes del año, retengo un mes de espumas y de peces, y bajo cielos líquidos de estaño tu cuerpo que en la luz abre bahías al oscuro oleaje de los días. 

Octavio Paz