Buscador

MARIA SOLIVELLAS

Proviniente del mundo escénico, Maria acabó volviendo a sus raíces en Mallorca para fundar el restaurante Ca na Toneta.

“A través del sabor intento explicar mi paisaje, quienes somos, de donde venimos y hacia donde vamos. Como cocinera me siento intérprete del territorio que habito”.

Autodidacta e influenciada por la cocina materna, Maria ha inventado su propia filosofía y confiesa ser una “talibana en defensa de los productos locales, orgánicos y de temporada”. Entiende que lo más coherente es trabajar con su entorno, conectar con los campesinos y productores locales de la isla así cómo darle importancia a las variedades locales.

Maria lleva el abrigo y el pañuelo Beeswax y arriba: el abrigo y el pantalón Kassar

La sencillez y el equilibrio son los dos componentes más importantes de su cocina. “Es más complejo de lo que parece, porque te tienes que alejar tu ego, dejar que el producto se muestre y no intervenir exageradamente sobre una cosa que ya tiene su propia expresión, que es el sabor.”

Para Maria, en cualquier ámbito incluido lo estético, la simplicidad es un ejercicio inspirador. Éste va más allá, y da incluso la vuelta a lo complejo. 

"La temporada" es la manifestación del ahora, del momento en el que vivimos:

“Es una realidad absoluta. Cuando se habla de producto de temporada estamos hablando de un producto que está en su momento perfecto, en su momento óptimo de maduración, que no esta forzado a crecer. Es sentido común.”

Maria lleva la camisa Asia y la chaqueta y el pantalón Lavender

Ca na Toneta, situado a los pies de la Serra de Tramuntana, está íntimamente conectado al enterno en el que esta situado. La montaña y el bosque en otoño estan en su máxima opulencia y en ellos, los paseos son una autentica delicia.

Maria cree haber sido en una vida anterior una gran recolectora. Por eso, dice que dedica tanto tiempo a la recolecta de producto salvaje, y a la búsqueda de proveedores de producción local, que en el fondo también es otro tipo de cosecha.

MARIA SOLIVELLAS

Proviniente del mundo escénico, Maria acabó volviendo a sus raíces en Mallorca para fundar el restaurante Ca na Toneta.

“A través del sabor intento explicar mi paisaje, quienes somos, de donde venimos y hacia donde vamos. Como cocinera me siento intérprete del territorio que habito”.

Autodidacta e influenciada por la cocina materna, Maria ha inventado su propia filosofía y confiesa ser una “talibana en defensa de los productos locales, orgánicos y de temporada”. Entiende que lo más coherente es trabajar con su entorno, conectar con los campesinos y productores locales de la isla así cómo darle importancia a las variedades locales.

Maria lleva el abrigo y el pañuelo Beeswax y arriba: el abrigo y el pantalón Kassar

La sencillez y el equilibrio son los dos componentes más importantes de su cocina. “Es más complejo de lo que parece, porque te tienes que alejar tu ego, dejar que el producto se muestre y no intervenir exageradamente sobre una cosa que ya tiene su propia expresión, que es el sabor.”

Para Maria, en cualquier ámbito incluido lo estético, la simplicidad es un ejercicio inspirador. Éste va más allá, y da incluso la vuelta a lo complejo. 

"La temporada" es la manifestación del ahora, del momento en el que vivimos:

“Es una realidad absoluta. Cuando se habla de producto de temporada estamos hablando de un producto que está en su momento perfecto, en su momento óptimo de maduración, que no esta forzado a crecer. Es sentido común.”

Maria lleva la camisa Asia y la chaqueta y el pantalón Lavender

Ca na Toneta, situado a los pies de la Serra de Tramuntana, está íntimamente conectado al enterno en el que esta situado. La montaña y el bosque en otoño estan en su máxima opulencia y en ellos, los paseos son una autentica delicia.

Maria cree haber sido en una vida anterior una gran recolectora. Por eso, dice que dedica tanto tiempo a la recolecta de producto salvaje, y a la búsqueda de proveedores de producción local, que en el fondo también es otro tipo de cosecha.